Clima

Unable to get weather data from wunderground.com

youtubetwitterpinterestrssfacebook

Un día como hoy...

Día del Bombero
Miércoles, 3 de Junio de  2020 12:01
calendario

Junio

3

Miércoles

ANTICIPO
ADN - Agencia de Datos y Noticias de Marcos Paz: Sistema Municipal de Medios y Contenidos Públicos - Belgrano 2187 - Marcos Paz - Buenos Aires - (0220) 477 4371 TV PUBLICA DE MARCOS PAZ: Seguinos en Facebook TV Pública Marcos Paz RADIO PÚBLICA DE MARCOS PAZ - FM 90.7: La Mañana Con Vos. Lunes a Viernes de 9 a 13 hs. Seguila a través de www.radiopublica.marcospaz.gov.ar 
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

7 de Abril se funda el periódico socialista "La Vanguardia"

Martes, 07 Abril 2020 10:00

La Vanguardia fue fundado por Juan B. Justo, Esteban Jiménez, Augusto Kuhn, Isidro Salomó y Juan Fernández. Salvo el primero, médico argentino, los demás eran obreros e inmigrantes europeos, pioneros del socialismo en la Argentina.

Su fundación surgió de una convocatoria publicada en el diario La Prensa el 2 de agosto de 1893, que invitaba "a los presidentes de todas las secciones obreras a concurrir a la conferencia que se celebrará hoy a las 7.30 PM en el Café Francés, calle Esmeralda 318, para cambiar impresiones sobre la formación de una Federación y la creación de un periódico que defienda los intereses de la clase trabajadora." Firmaba la misiva “La Comisión”. En verdad, la autoría de la prometedora invitación era obra de la Agrupación Socialista y llevaba la firma de uno de los principales animadores del grupo socialista Vorwärts, Augusto Kuhn.

La reunión fracasó en cuanto a convocatoria: los únicos asistentes fueron los miembros de la misma agrupación: el propio Kuhn, Jiménez, Salomó y Fernández, secretario de los toneleros. A último momento, no obstante, ingresó con cierto apuro un quinto personaje que resultaría al cabo fundamental: Juan B. Justo, que contaba entonces 28 años y se presentó con decidido ánimo. Sobre él recaería, finalmente, la organización del periódico.

Ocho meses tardarían los cinco entusiastas socialistas en improvisar el taller de redacción y armado en la misma pieza de inquilinato en que vivía Kuhn, quien además donó 300 pesos de su bolsillo para completar el equipamiento necesario. Justo, por su parte, vendió su automóvil y empeñó su medalla dorada para poder contribuir con el proyecto. El nombre del nuevo periódico se definió sin más trámite: Justo propuso "La Vanguardia", según varios testimonios en honor al fortín ubicado en su querida Tapalqué y al que gustaba visitar montado a caballo junto a su padre. No hubo problemas en adoptarlo para el periódico ya que, más allá de las remembranzas juveniles del director, tenía un significado político coherente para las pretensiones del grupo promotor.

Así, el 7 de abril de 1894 apareció el primer número de La Vanguardia con el rotulo de “Periódico Socialista Científico, Defensor de la Clase Trabajadora”. El primer editorial, elaborado por Justo, analizaba desde una perspectiva marxista la realidad económica y política de Argentina a la que caracterizaba como capitalista, si no aún plenamente, en vías de su realización completa. Decía de manera contundente: “Venimos a representar en la prensa al proletariado inteligente y sensato. Venimos a promover todas las reformas tendientes a mejorar la situación de la clase trabajadora”. Luego subrayaba sin ambigüedades una orientación ideológica rudimentaria en su falta de precisiones, pero que no obstante marcaba un rumbo definido y un límite ante otras fuerzas políticas que reclamaban la representatividad obrera: “Venimos a difundir las doctrinas económicas creadas por Adam Smith, Ricardo y Marx”. Desde el primer número exhibía una diferencia notable con los grupos revolucionarios para los que las “reformas” no constituían más que un eufemismo de la burguesía liberal y democrática, en el mejor de los casos, o directamente de aquellos que renunciaron al radical cambio de sistema social, por lo que no tardarían en ser considerados traidores del movimiento obrero y la revolución.

Desde ese momento el periódico, de aparición semanal los días sábado, fue un centro de unificación de los núcleos socialistas y obreros que actuaban en Argentina y se lo considera uno de los principales antecedentes organizativos que convergerían en la federación del Partido Socialista Obrero Argentino en 1896.

La Vanguardia fue fundado por Juan B. Justo, Esteban Jiménez, Augusto Kuhn, Isidro Salomó y Juan Fernández. Salvo el primero, médico argentino, los demás eran obreros e inmigrantes europeos, pioneros del socialismo en la Argentina.

Su fundación surgió de una convocatoria publicada en el diario La Prensa el 2 de agosto de 1893, que invitaba "a los presidentes de todas las secciones obreras a concurrir a la conferencia que se celebrará hoy a las 7.30 PM en el Café Francés, calle Esmeralda 318, para cambiar impresiones sobre la formación de una Federación y la creación de un periódico que defienda los intereses de la clase trabajadora." Firmaba la misiva “La Comisión”. En verdad, la autoría de la prometedora invitación era obra de la Agrupación Socialista y llevaba la firma de uno de los principales animadores del grupo socialista Vorwärts, Augusto Kuhn.

La reunión fracasó en cuanto a convocatoria: los únicos asistentes fueron los miembros de la misma agrupación: el propio Kuhn, Jiménez, Salomó y Fernández, secretario de los toneleros. A último momento, no obstante, ingresó con cierto apuro un quinto personaje que resultaría al cabo fundamental: Juan B. Justo, que contaba entonces 28 años y se presentó con decidido ánimo. Sobre él recaería, finalmente, la organización del periódico.

Ocho meses tardarían los cinco entusiastas socialistas en improvisar el taller de redacción y armado en la misma pieza de inquilinato en que vivía Kuhn, quien además donó 300 pesos de su bolsillo para completar el equipamiento necesario. Justo, por su parte, vendió su automóvil y empeñó su medalla dorada para poder contribuir con el proyecto. El nombre del nuevo periódico se definió sin más trámite: Justo propuso "La Vanguardia", según varios testimonios en honor al fortín ubicado en su querida Tapalqué y al que gustaba visitar montado a caballo junto a su padre. No hubo problemas en adoptarlo para el periódico ya que, más allá de las remembranzas juveniles del director, tenía un significado político coherente para las pretensiones del grupo promotor.

Así, el 7 de abril de 1894 apareció el primer número de La Vanguardia con el rotulo de “Periódico Socialista Científico, Defensor de la Clase Trabajadora”. El primer editorial, elaborado por Justo, analizaba desde una perspectiva marxista la realidad económica y política de Argentina a la que caracterizaba como capitalista, si no aún plenamente, en vías de su realización completa. Decía de manera contundente: “Venimos a representar en la prensa al proletariado inteligente y sensato. Venimos a promover todas las reformas tendientes a mejorar la situación de la clase trabajadora”. Luego subrayaba sin ambigüedades una orientación ideológica rudimentaria en su falta de precisiones, pero que no obstante marcaba un rumbo definido y un límite ante otras fuerzas políticas que reclamaban la representatividad obrera: “Venimos a difundir las doctrinas económicas creadas por Adam Smith, Ricardo y Marx”. Desde el primer número exhibía una diferencia notable con los grupos revolucionarios para los que las “reformas” no constituían más que un eufemismo de la burguesía liberal y democrática, en el mejor de los casos, o directamente de aquellos que renunciaron al radical cambio de sistema social, por lo que no tardarían en ser considerados traidores del movimiento obrero y la revolución.

Desde ese momento el periódico, de aparición semanal los días sábado, fue un centro de unificación de los núcleos socialistas y obreros que actuaban en Argentina y se lo considera uno de los principales antecedentes organizativos que convergerían en la federación del Partido Socialista Obrero Argentino en 1896.

Artículos Relacionados en Política

El Día

Suscribirse a Noticias

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para recibir un resumen todas las tardes en su casilla de correo
captcha